Los enemigos de España en el gobierno

Tenemos a los enemigos de España instalados en el gobierno. A pesar de haber entrado por asalto, tras una trama que se ha ido descubriendo, se mueven como si tuvieran el voto mayoritario de los españoles. Ni siquiera disimulan sus ansias de instaurar una dictadura encubierta y hacer una España a su medida radical. Siguen con la nostalgia y el resentimiento de haber perdido la guerra, y no perdonan a los vencedores, como mi padre que luchó en el bando nacional y era de Falange.

El reciente gabinete sanchista ha empezado a quitarse la careta. Y es que los golpistas catalanes presionan y chantajean. ¿Alguien había creído que no había pacto? En el primer consejo de Ministros los socialistas desbloquearon las cuantas de la Generalidad, que no tiene nada que ver con el 155, como dicen por ahí, sino con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), bloqueado en septiembre de 2017. Los golpistas  recuperan el control de sus tarjetas de crédito con cargo al fondo, es decir a nuestro cargo; y podrán seguir gastando a manos llenas el dinero de la España que odian en su asqueroso “procés”, y continuar sembrando el odio y la violencia a través de sus medios de comunicación y asociaciones afines, cosa que llevan haciendo desde siempre. Pero llenarles la boca de billetes no les impide seguir vociferando y exigiendo. La CUP urge al xenófobo y antiespañol Torra volver a la unilateralidad, es decir, a la república independiente. ¿Nos habíamos creído otra cosa?

Hoy, la protagonista del telediario fue la “filoindependentista”, digámoslo así, Maritxel Batet, la ministra de Política Territorial. Dijo sin el menor rubor y sabiendo que su banda enemiga tiene ahora el poder, que la reforma  de la Constitución es “urgente, viable y deseable”. Claro, es “urgente” porque hay que calmar al monstruo catalán que lleva meses, años, vampirizando a los españoles. Y ahora hay que resolverles el problema, no vaya a ser que la emprendan con Sánchez y le salga mal el plan. Es “deseable” por los que odian a España, que son minoría. ¿Pero, y si preguntamos al resto, a ver qué dice? La inefable ministra ya nos había dicho ayer que había que revertir “un camino que ha llevado a un callejón sin salida en Cataluña”. Pues chica, ya conocéis el camino de vuelta. Está bien claro: que los ilegales vuelvan a la legalidad y que a los golpistas se les condene y que sirva de ejemplo para que ningún independentista vuelva a delinquir. Y ya puestos, que se ilegalicen las organizaciones que movilizan a las masas para agredir a las fuerzas del orden, acosar a jueces, quemar banderas, cortar carreteras, poner a los niños de escudo, e ir contra el Estado. No estaría de más ilegalizar a los partidos políticos que llevan en su ideario la ruptura de la unidad nacional.

A esta ministra la recordaba, sobre todo, por hacer comparsa con los extremistas Rufián y Tardá, y montar numeritos en el Congreso. En más de una ocasión, la presidenta Ana Pastor tuvo que llamarle la atención por hablar en catalán, y pedirle que utilizara la lengua común a todos. Ella, sin el más mínimo respeto a la institución, le contestó que tenía allí la traducción, y siguió a lo suyo.

Sánchez tiene previsto reunirse con Torra, en breve. Y conociendo el percal, me estoy imaginando lo peor. Le va a prometer abrir el melón de la Constitución y, al más puro estilo Zapatero, hacer todas las reformas para que Cataluña, o mejor dicho, la secta de los independentistas/golpistas, pueda conseguir materializar sus aspiraciones y concretar sus mitos. También creo que le va a pedir un poco de paciencia, y tiempo para poder engatusar a los españoles con unas cuantas promesas de esas que llegan al corazón “y al bolsillo” y así  ganar las elecciones, que convocará, claro está, tan pronto los sondeos les sean favorables. Creo que el plan es ese. Pero, conociendo su estrategia, en nosotros está no creer ni una palabra. Este gobierno de casting le va a causar a España daños irreparables, mucho más que el de Zapatero, que nos hundió en la miseria económica y moral. En nuestra mano está evitarlo.

Esta entrada fue publicada en Acceso a Mis artículos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.