ESPAÑA PENDIENTE DE LAS EXIGENCIAS DE LOS MANTEROS. ¡LO QUE HAY QUE OÍR!

“Das la mano y te cogen el brazo”, reza el dicho clásico, al que podemos añadir la vieja expresión popular una y mil veces repetida: “si es que no se puede ser bueno”. No digo que estas frases sean normas aplicables sin más, pero sí las podemos aplicar a lo que está ocurriendo con los inmigrantes ilegales que, a su vez, viven de actividades ilegales, sea tráfico de drogas, venta de películas pirata, marcas falsificadas, radios que no funcionan, y artículos robados. Ninguno de ellos es legal porque para cualquier actividad comercial hay que estar registrado y pagar impuestos. ¡Que se lo pregunten a las emblemáticas castañeras madrileñas! Aunque, a decir verdad, habría que hacer una excepción con ellas, aunque solo fuera por mantener viva la tradición.

Estos días están en el candelero los manteros de Lavapiés. Se murió un senegalés de un infarto –mala suerte—y han quemado el barrio. Ese día fallecieron unos cuantos españoles, seguramente buenos ciudadanos que habían contribuido a levantar el país, algunos también de infarto, pero se han ido en silencio, entre las oraciones de sus familiares y amigos ¿Será que la muerte de los blancos es menos muerte?

Con la ayuda de los comunistas de Podemos han quemado cajeros automáticos y contenedores, han roto escaparates y lunas de coches, han insultado e intimidado a los viejos del barrio y han herido a más de una docena de policías. Antes habían lanzado la calumnia contra nuestra policía, acusándola de haber matado a uno de los suyos, refrendado por la propia Carmena y sus ediles maléficos y amorales, como la inmigrante peruana Rommy Arce, que tras ser acogida y recibir sopita caliente y ropa limpia, se puso a trabajar contra el sistema que la había salvado del hambre, y se unió a las hordas que odian a España. Ahora es concejal y vive de la mamandurria de la política, pero no con dignidad y labor de servicio, sino con la maldad del acomplejado, organizando actos cargados de odio contra España y la Hispanidad. ¡Menudo caballo de Troya! Lo malo es que no sé cómo nos vamos a librar de estos enemigos que vienen a darnos lecciones de democracia. Calumnias, mentiras y odio destilan los tuits de la susodicha y el líder de los de la manta:

“El portavoz del @manteroslateros @ghetto82 en #L6Nvozpensionistas señala a Ley de Extranjería que persigue, acorrala, discrimina y estigmatiza a los manteros. Es la causa de la muerte de #MameMbaye. Exigen el fin del hostigamiento policial”.

“Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia. Una concentración pacífica rindió homenaje a #MameMbaye y exigió el fin de las políticas migratorias racistas y xenófobas que priva de derechos a las migrantes. No más persecuciones policiales en nuestros barrios!”

.¿Pero qué dice esta iletrada? ¿Nuestros barrios? Habría que decirle que nuestros barrios estaban muy bien antes de que aterrizara en Madrid gente como ella, agitadora, resentida y hambrienta de venganza. ¡Cómo nos gustaría que toda esta gente se fuera con la música a otra parte! Esto no es racismo, ni odio, ni xenofobia. Son ganas de volver a la normalidad.

Como no podía ser de otra manera, el Sindicato Unión de Policías Municipales presentó una querella contra la susodicha Rommy Arce, contra Juan Carlos Monedero –asesor de Chávez y de Maduro—y contra el portavoz del sindicato de manteros. ¡Si es que incluso tienen sindicato! Ignoraba que las actividades ilegales pudieran tener su sindicato legal.

Mientras todo esto ocurre, los manteros envalentonados por todo el apoyo de la izquierda radical, piden que se legalice su actividad. ¡Esto es de locos! Ya de paso, podrían proponer legalizar a los trileros de la bolita, que nos encontramos a diario en la calle Preciados, sacando la pasta a los incautos. Los comunistas de la ultraizquierda, sin ningún proyecto digno que ofrecer, los animan a la rebelión, para sacar tajada. Pero hay que tener en cuenta que Carmena y su tropa de ediles, algunos de ellos imputados, están ahí porque Pedro Sánchez los apoya. Es decir, que la izquierda, digamos moderada, y la ultraizquierda comunista asaltacapillas, que prohíbe procesiones católicas –para no molestar y respetar la “diversidad” y, en cambio, festeja el Ramadán y el Año Nuevo chino, son socias. La clave es que a Sánchez le mola Podemos, por eso anda en esa incomprensible esquizofrenia, y tan pronto se envuelve en una bandera rojigualda tamaño XXL como le entra el ataque de querer cerrar todas las iglesias y activar el sistema Montes para acabar con los viejos. ¿Recuerdan que los mayores entraban en el box y los sedaban para que tuvieran una muerte digna?

El problema que nos ocupa lo tiene Europa entera, pero como los delitos de los inmigrantes –robos, altercados públicos y violaciones a mujeres— son silenciados por las respectivas delegaciones de los gobiernos—para no alarmar—, y solo salen a la luz los que llegan directamente a los medios, denunciados por los vecinos, la sociedad desconoce el alcance de la realidad. El problema es muy serio. Como decíamos, “das la mano y te cogen el pie”, y así nos luce.

Nos estamos suicidando. Hay que dejar de ser buenistas y atreverse a llamar a las cosas por su nombre. Hay que dejar de ser cómplices de los demagogos. Casos como el de Lavapiés son solo la punta del iceberg y perjudican grandemente a los inmigrantes legales que se han integrado y viven honradamente de su trabajo, sin agruparse en mafias y respetando nuestras leyes.

Pero todo esto no estaría ocurriendo sin la complicidad de nuestros líderes políticos. ¡Si no tuviéramos unos gobernantes tan tan irresponsables y tan poco amantes de nuestra historia! Historia con luces y sombras, pero nuestra. Zapatero abrió la espita del disparate y Rajoy se limitó a dejarse llevar por el arrullo de la corriente. Gracias a los dos –y a sus equipos respectivos y seguidores de complacientes—, tenemos a las hordas podemitas imitando a sus predecesores comunistas de los años previos a la Guerra Civil. Miedo da pensar en esto. Porque esta gente, con tal de repetir la historia a ver si esta vez le sale a su favor, volvería a montar las checas y a fusilar.

 

Esta entrada fue publicada en Acceso a Mis artículos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.