El gobierno socialista-comunista de Sánchez-Iglesias arruina a España económica y moralmente.

El presidente okupa Sánchez y sus ministros, el astronauta Duque, la portavoz con cara de portavoza, Celaá—, la vice del Pixie y Dixie, Calvo y la ministra de las amistades peligrosas, Dolores Delgado, alias “la Lola”, conforman lo más deleznable de este gobierno que nos va a dejar a todos en una ruina de amplio espectro, por los siglos de los siglos. Hay que sumar a este elenco la tropa comunista de Podemos enriquecida con fondos de Irán y Venezuela, con cuentas en paraísos fiscales. ¡Y quieren dar ejemplo!
Vestida y revestida del mismo cinismo que el resto de los miembros de este gobierno siniestro que ni hemos votado ni queremos, y que parece diseñado por los seres maléficos del inframundo, se presentó la ministra de las cloacas Dolores Delgado envuelta ahora en tantos asuntos turbios, la misma que lloró –lágrimas de cocodrilo, supongo—el día de la toma de posesión acordándose de sus padres. Menuda vergüenza estarían pasando ahora que salieron a la luz sus secretos más ocultos y punibles. Echando atrás la vista a aquella toma de posesión tan jaleada por los medios, cobra especial relevancia la presencia de Rubalcaba abrazando a Marlaska y se entiende el tema de los faisanes y no precisamente por la caza. Lo cosa es muy grave; no se trata de una simple noticia de telediario o de un ítem de tertulia para cubrir la franja. Esto es lo peor que le ha ocurrido a España en todo su historia democrática.

Escarmentada de su pérdida de compostura en el Senado al conocerse públicamente su doble vida y ser reprobada por la Cámara, adoptó en esta ocasión ante la comisión de Justicia una actitud de aparente tranquilidad, delatada esta por el lenguaje no verbal que indicaba que, además de mentir, y mucho, la procesión iba por dentro. Pero esto lo compensó a base de prepotencia y soberbia con los representantes del Partido Popular y Ciudadanos, no así con sus enjabonadores podemitas, bilduetarras, filogolpistas y demás compis amiguetes, a los que lo justo, lo moral y las instituciones les importan más bien poco, como no sea para demolerlas y construir sobre sus ruinas un Estado totalitario a su medida, en el que todo el pueblo es esclavo y donde el que rechiste, al paredón o al gulag; un estado a la medida de la antigua Rusia, de Cuba y de la desgraciada Venezuela, donde acaban de asesinar a un miembro de la oposición. Hay que tener presente que España vive ahora bajo un régimen comunista, y no es ninguna exageración. Pedro Sánchez y Pablo Iglesia son iguales, gemelos de la extrema izquierda y, además, compiten en demostrar quién es más radical y tiene la ocurrencia más peregrina para molestar a la gente de orden. Eso es lo que les mola. Estas palabras de la Pasionaria publicadas en “Il Borghese”, en 1974, parecen ser una profecía que se está cumpliendo: “La guerra no ha terminado […] hemos esperado durante 39 años y esperamos algún año más, pero después nuestra venganza durará cuarenta veces 39 años. Se lo prometo”. ¡Qué malo abandonar esta vida ansiando la venganza! Quizá por eso, en el último momento, Ibárruri pidió la consolación de un sacerdote, no fuera a ser que lo que predicaban los más de siete mil religiosos asesinados por los comunistas fuera verdad. Esto, por supuesto, lo niegan sus hagiógrafos, lo mismo que los de Azaña.

Volviendo a la ministra de Justicia, “la Lola” se cierra en banda, no habla ni de esto ni de lo otro, ni aclara, ni dimite, ni la cesan. Corre el rumor de que está ahí obligada, porque Sánchez/Redondo no pueden permitirse otra dimisión. Razones y cuestiones estratégicas aparte, ¿tiene el presidente autoridad moral para cesar a nadie si el primero que tenía que cesarse a sí mismo es él, si tuviera un poco de dignidad, que no es el caso? Por cierto, de Pedro Duque ni se habla. Así, a lo sucusumucu, haciéndose el tontín al estilo infanta, el astronauta se ha ido escaqueando. ¿Habrá ido a Júpiter a pagar sus impuestos? Hay que reconocer que los miembros de este gobierno están muy bien elegidos, son tal para cual, aunque entre ellos haya sus discrepancias masónicas y algunos sean más amorales que otros y no estén dispuestos a todo. Este gobierno es el vivo ejemplo de la inmoralidad y la amoralidad. No sé si vale de algo decir esto, pero considero que no solo no hay que olvidarlo, sino que tenemos la obligación de repetirlo cada día. No podemos permitir que la sociedad se acostumbre al dislate y a la mentira. ¡Y qué bien mienten todos!

La ministra que bebe el vino de la copa de Garzón y aplaude la creación de prostíbulos para recoger información “vaginal” y luego chantajear, la ministra que prefiere tribunales de tías porque a los tíos se les ve enseguida por dónde van, aprovecha y alude a su condición de mujer para sacar partido, actitud que le afea la diputada popular Moro, con cierto paternalismo. ¿O debo decir maternalismo? Total, al fin, nos hemos quedado con lo que sabíamos, que es todo lo que teníamos que saber. Lo sabemos todo de casi todo. Falta la confesión, pero eso es pedir demasiado.

Ahora acaban de dar la campanada con los presupuestos, que van a dejar a España temblando, a punto de fenecer. Los más desfavorecidos se tragan la patraña. No saben que los comunistas son creadores de pobres. Los necesitan para que les voten a cambio de una limosna. Generalizar la pobreza es la norma de los países totalitarios. Las cuatro docenas de viejos manipulados que se manifiestan por el aumento de las pensiones no saben que lo que tiene en mente esta canalla gobernante es liquidarlos legalmente a través de la eutanasia revestida de muerte digna. Ante todo este cúmulo de maniobras por parte de estos advenedizos voraces, solo nos cabe la esperanza de una convocatoria de elecciones y que el pueblo reaccione y envíe a su casa a este ejecutivo gansteril. No es fácil con todos los medios trabajando activamente en la destrucción de España. Es una gran noticia la irrupción de Vox. Es de elogiar que Santiago Abascal no le tenga miedo a los sambenitos de fascista y demás adjetivos amuletos de la izquierda, y que diga que no va a perder tiempo en justificarse. ¡Bien por Abascal! Otra gran noticia es que Pablo Casado, aunque muy poco a poco ¡y el tiempo apremia!, se está revelando como un político brillante. Y aunque he dicho que no pondría la mano en el fuego por nadie, he de confesar que suena bien lo que dice y cómo lo dice. En medio de este caos, se vislumbra una gran esperanza para España.

Esta entrada fue publicada en Acceso a Mis artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El gobierno socialista-comunista de Sánchez-Iglesias arruina a España económica y moralmente.

  1. Getting such traffic for free may sound difficult your website people who
    just terribly lack a clue where commence. Try to avoid technical jargon that nobody will understand.
    What you would like to do is look at your budget. http://hotelconstantine.com/__media__/js/netsoltrademark.php?d=918kiss.bid%2Fgames%2Flive-22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.